APEAM Impulsa Agenda Verde y Social en cultivo de Aguacate

  • La Voz de Michoacán
  • 01/dic/2021

José Luis Gallardo Anguiano, presidente de APEAM, señaló que igual que la inocuidad de los cultivos, también es primordial cuidar a la fuerza laboral, poniendo especial énfasis en evitar el trabajo infantil en la cadena productiva

La fitosanidad e inocuidad como sinónimo de buenas prácticas agrícolas ya no serán las principales fortalezas del aguacate, pues llegó el momento de consolidar la sustentabilidad con una agenda verde sólida, pero acompañada de responsabilidad social, lo que incluye que los liderazgos de los distintos eslabones de este sistema producto se sumen a la exclusión del trabajo infantil, además de luchar contra el cambio de uso de suelo para favorecer el crecimiento de las manchas urbanas a costa de los bosques.

Lo anterior fue señalado por el presidente de la Asociación de Productores Empacadores y Exportadores de Aguacate de México (APEAM), José Luis Gallardo Anguiano, durante su participación en la inauguración del Congreso Nacional del Aguacate, celebrado en Uruapan, con la participación de productores, empacadores y técnicos especializados en este cultivo provenientes de la franja productora de Michoacán, así como de otras entidades y algunos del extranjero.

“En los últimos diez años la APEAM ha participado con la reforestación de más de dos millones y medio de plantas, lo que se traduce en buenos resultados; sin embargo, tenemos que seguir trabajando en el cuidado del medio ambiente, lo que incluye sanear los bosques que se enferman de plagas y enfermedades, si no lo hacemos vamos a perder oportunidades”, señaló Gallardo Anguiano ante los asistentes, entre ellos Daniel Serrato Díaz, representante de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Se trata de reforzar la agenda verde de APEAM, lo que incluye una mayor organización de productores, empacadores, comercializadores, ayuntamientos, ejidos y comunidades para hacer labores de prevención. “Cuando los tengamos (los incendios) debemos salir a trabajar en apagarlos”, añadió el dirigente de APEAM, al destacar que ese golpe de timón también incluirá un mayor cuidado de los cuerpos de agua.

Son trabajos que deben consolidarse, puntualizó el también veterano productor, tras recordar que en 2006 fue impulsor del Programa Campo Limpio en el estado de Michoacán, el cual se refiere a limpiar la zona rural de envases de agroquímicos para evitar que lleguen y contaminen los ríos, arroyos y otros cuerpos de agua, lo cual ha generado buenos resultados.

“Otro problema fuerte que tenemos se refiere al cambio de uso de suelo. Necesitamos estudios de impacto ambiental para ser responsables. Es un problema que no es exclusivo de Michoacán, lo tienen todos los estados, por ello estamos trabajando en una norma ambiental, que ya la estamos trabajando junto con otras organizaciones”.

El trabajo que se avecina será arduo, señaló, ello al considerar que también se tienen que cuidar a los insectos polinizadores. “Creo que es el momento de que hagamos un trabajo con responsabilidad, por ello la idea de impulsar campañas que nos lleven a que cada huerta tenga sus colmenas, tengan sus abejas, pues son parte de un proceso vital que ayuda significativamente a producciones de calidad con mayor demanda del producto en el mundo”, señaló.

Desde luego, otro tema importante se centra en empujar una agricultura orgánica responsable. Por ello, durante el foro se dijo que es necesario que se tenga la cultura del buen uso de los agroquímicos para evitar contaminación de los productos y lograr aguacates inocuos al 100 por ciento, aptos para el consumo humano. “Esto es responsabilidad de todos, desde los comercializadores de estos productos sintéticos como de los productores y todos los que estamos en esta gran industria”.

En el ámbito laboral también se requiere romper viejos vicios. “Creo firmemente en consolidar una responsabilidad social y total con nuestros trabajadores y ello debe empezar con trabajo digno, sueldos dignos y evitar trabajar con niños pues es un problema grave que tenemos en la industria aguacatera en cuanto al trabajo infantil. Tenemos 200 mil gentes trabajando directamente en la industria del aguacate en Michoacán y en el resto de estados productores otro tanto”.

El panorama no es solo de observar debilidades, también existen fortalezas. “Tenemos una promoción a nivel mundial con inversiones millonarias para que todos vendamos nuestro producto, beneficios no solo se centran en Estados Unidos, también se llega a Japón, Corea, China, Canadá, tan solo los anuncios que se contratan en el Súper Bowl cuestan 6 millones de dólares, pero llegan a todo el mundo y cada día se tienen más consumidores”.

Igualmente se derriban hipótesis infundadas en cuanto a que los cultivos de aguacate consumen mucha agua. “En esto, Michoacán se cuece en otra olla, pues el 90 por ciento de las huertas se ubican en tierras temporaleras, es una bendición que tenemos y que no existe en ninguna parte del mundo o de México, donde tienen que tener sistemas de riego. Con decirles a los que difunden versiones erróneas que no es como lo cuentan”.

El avance es sustancial. “Sólo en el ciclo pasado se enviaron a Estados Unidos nada más y nada menos que un millón 116 mil toneladas, mientras que a otros destinos 170 mil toneladas, producción que no se queda en México, lo que brinda un gran beneficio a la industria. Imaginen un Michoacán sin exportaciones de aguacate, ¿qué haríamos con toda es fruta?, por ello debemos seguir creciendo responsablemente”.

En concreto debemos cuidar el medio ambiente y nuestros trabajadores porque si no lo hacemos estaríamos fracasando, indicó.