Berries mexicanas diversifican mercados

  • horticultivos.com
  • 27/mar/2018

La producción de Berries en México abarca los cultivos de zarzamora, frambuesa, fresa y arándano. Estos cultivos son cada vez más consumidos y demandados tanto en el mercado nacional como en los mercados de exportación. La producción Berries tiene un gran valor socioeconómico y de generación de empleos, beneficiando a toda la cadena de valor desde productores, comercializadores, e industriales, hasta a los consumidores. Debido a esto, las berries en la actualidad representan un alto potencial de rentabilidad, por lo que muchos agricultores han sustituido sus cultivos para la producción de estas frutillas.

La fresa fue el primer cultivo comercial de Berries en México, seguido por la zarzamora, la frambuesa y el arándano, los cuales se han extendido a diferentes estados de la república.

El cultivo de Berries ha crecido en Michoacán y Jalisco en los últimos años, y en Guanajuato el cultivo de fresas ha resurgido, está creciendo, y sobre todo se ha tecnificado con el objetivo de acceder a nuevos mercados de exportación para diversificar la oferta. Se espera que el blueberry (arándano azul) sea el cultivo con mayor crecimiento en los próximos años.

“Hace diez años, todos los campos en Sayula se destinaban para producir hortalizas”, dijo Héctor Gómez, director de producción de frambuesas en Splendor Produce. “Ahora, todo lo que producimos son berries. Son mucho más rentables. Nuestras ventas han crecido alrededor de un 30% anual en los últimos años debido al aumento de la demanda y mano de obra barata”, señaló. El valor de los cultivos de berries de México ha crecido más de cinco veces en dólares en la última década a un estimado de $1.3 mil millones en 2017. La superficie de Berries a nivel nacional se ha más que triplicado en el período a más de 33,000 hectáreas actualmente.

Ahora, las Berries producidas en México enfocan la mira a nuevos mercados como Europa y China, luego de estar dominando el mercado de Estados Unidos, y tras arrebatar la supremacía a Chile y Argentina.