Grave escasez de guayaba de importación en los Estados Unidos

  • freshplaza.es
  • 15/nov/2017

Con la llegada de noviembre, la oferta de guayaba de importación se ha reducido de forma considerable.

"Llevamos dedicándonos a esto desde 2009 y el invierno suele complicar las cosas en lo que a oferta se refiere", asegura Yasmani J. García, de Sweet Seasons LLC, en Hidalgo, Texas. "La demanda crece porque el consumo aumenta mucho, y no solo aquí, sino también en el país de origen, que es México".

García dice que, dado el problema de suministro, Sweet Seasons no está publicitando su disponibilidad de guayaba ahora mismo, sino que, en su lugar, se está centrando en satisfacer los pedidos de los supermercados con contratos y los de otros clientes con quienes trabaja todo el año. "Aun así, no creo que este año haya más escasez o más abundancia que el año pasado", aclara. "En cuanto entramos en noviembre, hay escasez hasta enero".

Otros factores afectados

De hecho, incluso afecta al color preferido por los consumidores. "El gran desafío ahora mismo es que, durante el año, a todo el mundo, en especial a los mayoristas, le gusta que el producto sea de color verde. Y ahora, como la demanda es tan alta, no lo tenemos el tiempo suficiente para que se ponga verde", lamenta. "La gente quiere que esté listo y de color amarillo, y eso es más difícil de hacer. En esta parte del año, todo el mundo lo quiere amarillo y solo lo tenemos verde".

No es solo que la importación sea limitada, sino que García añade que la guayaba se ha hecho más conocida y está aumentando su demanda. "Al principio, teníamos que explicarle a la gente lo que era, cómo se comía, por qué estaba verde o por qué estaba amarilla", recuerda. "Eso ya ha pasado. El mercado está más informado y la gente cada vez busca más guayaba".

En los Estados Unidos, añade que tan solo Florida tiene guayaba y que cultiva otra variedad, la guayaba Thai.

Incremento del precio

En cuanto a precios, estos han subido con respecto a los del año pasado, según García. "Ahora mismo, aquí en McAllen, Texas, que está justo en la frontera, cuesta 1 dólar por 454 gramos, un poco más que el año pasado", señala.

Y no cree que se produzca un cambio en los precios en el corto plazo. "Dado que la oferta se va a reducir en el próximo par de semanas, no creo que bajen hasta enero", pronostica. "O se mantendrán o subirán un poco más, incluso".

Más información:

Yasmani J. García
Sweet Seasons, LLC
Tel.: +1-956-687-9910
yas@sweetseasonsllc.com