Mengua la oferta de fresa de California

  • freshplaza.es
  • 14/nov/2017

La transición en la temporada de California ha derivado en una oferta más limitada de fresas esta semana. Este cultivo de verano está llegando a su fin y los productores están ocupados ahora con la plantación del cultivo de primavera para estar listos para la próxima rotación.

"La temporada estival de la fresa está llegando a su fin en toda California y, al mismo tiempo, está comenzando en otras regiones", comenta Steve Johnston, de GW Palmer. "Estamos viendo acabar el cultivo plantado en verano en Santa María y también en Oxnard, y nos estamos preparando para que el cultivo se ponga en marcha en lugares como Oxnard, McAllen y México, además de en Florida. Por tanto, se espera que la oferta de California sea limitada durante 6 o 7 semanas, y seguramente se mantendrá así. Actualmente, tan solo se recolectan unas 450,000 por día, pues la mayoría de los productores se están concentrando en plantar en marzo, en lugar de en la cosecha".

Probablemente, la moderada demanda crezca

La demanda de fresas también ha sido escasa esta semana. Se espera que la situación cambie con la entrada de las fresas de la nueva temporada al mercado y con el impulso de las ventas al detalle en la temporada festiva.

"Dado que la oferta ha sido reducida, también la demanda justa esta semana", continúa Johnston. "Ahora mismo, los precios se sitúan entre 14 y 16 dólares en California, algo bastante normal en esta época del año. Seguiremos percibiendo una demanda más floja hasta que comience la temporada de McAllen y, tal vez, la próxima semana, cuando Acción de Gracias haga subir la demanda".

Johnston también señala que la oferta futura será un foco de atención, pues los altos costes de la mano de obra ejercen presión sobre los productores. Según se observa, algunos agricultores se están pasando a otros cultivos que se consideran más rentables.

"El acuerdo Salinas-Watsonville parece interesante. Algunos dicen que ciertos propietarios han comenzado a dedicar más tierra a hortalizas en lugar de a fresas, por los altos costes de la mano de obra", apunta. "Esto se traduciría en menos superficie disponible para la producción de fresa con respecto a ahora. Aunque todavía no es seguro, si se diera esa situación, podría tener un efecto positivo en los mercados en el futuro".